Manualidades

Tipos de tejidos

Publicidade

Cualquiera que lleve mucho tiempo cosiendo, incluso como hobby, sabe que hay tipos de tejidos que son tan sensibles que se pueden estropear con mucha facilidad.

Por eso es importante conocerlos mejor para saber usarlos correctamente. Además, este conocimiento es muy importante para poder crear piezas perfectas que duren más.

Con eso en mente, preparamos este post sobre algunos tipos de telas delicadas en las que te enseñaremos algunos cuidados básicos para mantenerlas en las mejores condiciones.


Los principales tipos de tejidos


Hay muchos tipos de telas delicadas que deben tratarse de manera diferente. Aquí separamos los principales.

Gasa
la gasa se ve ligera, transparente y arrugada porque está hecha con hilo retorcido.

A la hora de trabajar con este tejido es importante seguir unas pautas específicas para tejidos transparentes como:

Si raspa la tela antes de cortarla, hágalo siempre del revés;
Cosa solo una vez, ya que la costura dejará marcas una vez que se quite. Así que siempre riegue primero;
Todos los detalles deben estar perfectamente acabados. Una buena manera de hacerlo es con puntadas francesas o ribetes.
Una vez que la pieza de gasa está lista, se deben tomar otras medidas para mantenerla intacta por mucho tiempo:

  • Lavar siempre a mano sin frotar ni remojar durante mucho tiempo;
  • Déjalo secar en un lugar sombreado;
  • Si guarda la prenda, colóquela en una bolsa no tejida y luego colóquela en una percha o cajón.
  • Cuero
  • El cuero es un tejido que, a pesar de tener un aspecto tosco y rústico, requiere un cuidado especial para evitar el riesgo de deterioro. En otras palabras, se vuelve muy sensible.

Para evitar que se reseque, se moje o cambie de color, es necesario:

  • Lavar siempre a mano con agua tibia y jabón suave;
  • Colóquelo a la sombra para que se seque, ya que el sol puede secarlo; Aplique cera, grasa transparente o cera para muebles a base de silicona para mantenerlo brillante y sin grietas.
  • Guárdelo en un lugar bien ventilado con ventilación adecuada para evitar el moho o la decoloración.

Allí

Seguramente has visto un trozo de lana lleno de lunares, ¿no?

Para evitar esto, es necesario:

  • Lavar a mano con jabón suave;
  • No girar ni centrifugar;
  • Colocar sobre una toalla blanca (solo se permiten toallas blancas para evitar el riesgo de que la pieza absorba los colores);
  • Conservar en bolsas de algodón o TNT, ya que garantizan la forma original de la pieza. Por lo tanto, nunca lo cuelgue en perchas, ya que puede deformarse.


Seda

¡Debe ser una tela delicada, suave y ligera como la seda! Además, es conocido por su brillo natural y característico.

Para mantenerlo siempre hermoso, es importante:

  • Lávala a mano y con agua fría.
  • Atención: si la seda está teñida, antes de lavarla es necesario humedecer un trozo de tela y dejarla un rato bajo el agua. Luego verifique si el color del agua ha cambiado.
  • Si está limpio, puede proceder con el lavado. Pero si es de otro tono, añade una pizca de sal, ya que esto ayudará a definir el color de la tela;
  • Deje que se seque naturalmente;
  • Plánchalo con una plancha caliente sin vapor para evitar que los hilos de seda se debiliten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando …

0