Manualidades

Secretos de costura para principiantes

Publicidade

¿Conoces los secretos de costura para principiantes? En el camino de la práctica que conduce a la perfección, conocer algunos detalles puede acortar este camino. Dentro del tema de “costura para principiantes” estos detalles son indispensables.

Por eso, pensando en facilitarte el aprendizaje de esta técnica, hemos separado una serie de consejos que harán que la costura para principiantes sea un proceso más práctico y fluido para ti.

Después de todo, cualquier cosa que facilite el aprendizaje siempre es bienvenida. Ahorrará tiempo y producirá reparaciones y repuestos sin mayores desafíos o sin tener que ir y venir para averiguar dónde se equivocó.

Publicidade

Entonces, a continuación, ¡hemos cosido estos consejos para ti!

Secretos de costura para principiantes

  1. Tener buenas herramientas
    Unas tijeras de buena calidad, por ejemplo, cortarán mejor los hilos, evitando que los extremos se deshilachen.

Cuando están así, cuesta ponerlas en la aguja y se corre el riesgo de que poco a poco se deshaga el hilo. Así que ten un buen kit básico.

2. Conserva bien tus pines
Ser perforado por accidente es una incomodidad innecesaria y tener alfileres doblados también. Puedes pegarlas en un jabón, dejando bien disimuladas las puntas, o hacer un almohadón con retazos de tela.

Incluso si coloca lana de acero dentro de esta almohada, mantendrá los bordes afilados. Así no perderás el tiempo con alfileres que no encajan en la tela, o peor aún, que deshacen tu ropa.

  1. Si vas a aprender a coser a máquina, es bueno que empieces a mano.
    Antes de comenzar a coser en la máquina, primero sujete con alfileres la tela. Esto facilitará el trabajo de la máquina.

Para asegurar aún más la practicidad en la costura, lo mejor es hacer un hilvanado rápido sobre la pieza. No tiene que ser un punto apretado o demasiado apretado, la idea es quitárselo de inmediato.

  1. Comienza con ropa vieja
    No desperdicies telas caras aprendiendo sobre ellas. Usa borradores o algo de lo que no te arrepientas si algo sale mal.

Lo más importante es probar en diferentes tipos de prendas, desde las más pesadas, como jeans o denim, hasta las más finas, como tul y raso.

Gradualmente aprenderá a manejar cada tejido y siempre sabrá cuál es la mejor tensión de la máquina antes de comenzar un nuevo trabajo.

  1. Del mismo modo, ¡reutiliza!
    Muchas prendas pueden renovarse y alcanzar otros niveles de belleza después de ser cosidas. Muchas piezas antiguas tienen potencial, como jeans que se convierten en una falda o una camisa que se convierte en una camiseta sin mangas.
  2. Reparación de piezas dañadas
    Pensando en el consejo anterior, a veces ni siquiera es necesario un cambio repentino. Pero arreglar un pinchazo, ajustar un dobladillo o retocar una pieza puede ser todo lo que se necesita para lograr la renovación que necesita una prenda.
  3. Tren en papel
    También es una opción interesante para aprender nuevos puntos. Cualquier hoja servirá y le dará una buena vista del resultado. Y si sale mal, ¡era solo papel!
  4. Opciones para calcar la tela
    Puedes usar tiza o incluso un jabón seco para marcar. La tiza es muy común y el jabón también es una opción interesante, ya que tampoco daña la tela.
  5. A falta de moldes, hacer un
    Así que coge una camisa, por ejemplo, déjala bien planchada y ponla sobre un papel kraft. De esta forma, al duplicar harás moldes con medidas que ya has usado y que se pueden reutilizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0