Lo que necesitas saber para hacer amigurumi

Probablemente hayas visto juguetes lindos, pequeños y hechos a mano que aparecen en tus redes sociales de vez en cuando. Estos pequeños increíbles se llaman muñecos amigurumi. 

Amigurumi es el arte japonés de crear pequeños peluches a ganchillo en rondas continuas. En algunas definiciones también incluye muñecas pequeñas (o grandes) hechas tejiendo e incluso otras manualidades con hilo. 

Para ser honesto, no hay restricciones oficiales, puedes ser tan creativo como eres. Aunque las muñecas amigurumi son originarias de Asia, sus lindos rostros han conquistado el mundo. Su popularidad ha crecido desde que entramos en el siglo veintiuno, y no parece su fama a marchitarse en el corto plazo.

Publicidade

A estas alturas probablemente estés deseando empezar tu propio proyecto de amigurumi. 

Entonces, ¿cómo empezar? No todos tenemos clases de crochet a nuestra disposición, y buscar en Google tutoriales, consejos y trucos a veces puede parecer abrumador. Esta publicación de blog se centrará en el crochet y tratará de enseñarte cómo puedes enseñarte a ti mismo. 

Enseñarte a tejer a crochet requeriría algo más que unas palabras en una pantalla, pero mi objetivo es darte las herramientas básicas necesarias para explorar el mundo de los amigurumi y sentirte más como en casa en esta manualidad. ¡Así que ponte cómodo y repasemos lo esencial!

Patrones

amigurumi
Foto de Anna Doschechko no Pexels

Lo primero que necesitará es un patrón. Como habrás visto en las fotografías de primeros planos, una muñeca tejida a ganchillo tiene cientos, si no miles, de puntadas individuales. La cantidad y el tipo de estos puntos determina las formas que tendrá el juguete terminado. 

Publicidade

Cuando recién está comenzando, es difícil estimar cuántas puntadas hará qué tipo de modelo. Aquí es donde un patrón entra en escena.

Debido a que las muñecas amigurumi están tejidas a ganchillo en rondas continuas, un patrón típico describe la cantidad y el tipo de puntadas que tienes que hacer en cada ronda. A menudo lo guían a lo largo del proceso y muestran muchas imágenes paso a paso.

Los patrones van desde el nivel de principiante hasta el intermedio y muy difícil. Cuanto más difícil es el patrón, más técnicas se utilizan habitualmente. Para estar seguro, asegúrese de verificar la descripción del patrón para ver si es adecuado para su nivel de habilidades.

Materiales

Los armarios llenos de cientos de hilos de colores brillantes pueden ser un placer verlos, pero no necesariamente necesitas mucho para comenzar tu primer amigurumi. 

Los mínimos básicos de los que tendrá que abastecerse son:

Hilo:

Hay muchos tipos de hilo que puede utilizar para sus proyectos. Es posible elegir cualquier hilo que quieras para tu amigurumi, pero por ahora te aconsejo que uses el hilo que el patrón te recomienda usar. 

Con hilo, es importante observar el tipo de material y el grosor. Si su patrón de elección no sugiere un hilo en particular, comenzar con un hilo de algodón de grosor medio (deportivo, DK o estambre) suele ser bastante accesible. 

Asegúrese de leer la etiqueta del hilo para obtener más información sobre sus propiedades y su longitud.

Gancho de crochet:

Para enganchar su hilo, necesitará un gancho. El tamaño que necesitará dependerá del hilo que haya elegido. La etiqueta de su hilo contiene información sobre qué tamaños de gancho son apropiados para usar. 

Los tamaños varían desde menos de 1 mm hasta más de 10 mm, pero para amigurumi, generalmente usará ganchos en el rango de 2 a 5 mm.

Relleno:

Teje el exterior de la muñeca, pero aún necesitarás un interior. Ese interior será relleno, que irás introduciendo gradualmente dentro de las formas que estás tejiendo. El relleno puede estar hecho de una variedad de materiales, pero el más popular es el relleno de poliéster. 

Es fácil de usar y puedes encontrarlo en la mayoría de las tiendas de artesanía. ¡Se parece un poco a una gran bolsa de nubes esponjosas!

Aguja de coser:

Con amigurumi, a menudo haces crochet todas las partes del cuerpo por separado y luego cose todas las piezas al final. Puede utilizar una aguja de coser normal, pero no es necesario que tenga una punta afilada para funcionar. Cualquier aguja de bordar vieja con una punta blanda servirá.

Lo que necesita saber

¡Todo lo que queda por hacer es practicar, practicar y practicar! Es un cliché, pero la práctica hace al maestro. Tejer amigurumi a ganchillo es una habilidad que, como cualquier otra habilidad, necesita ser entrenada con mucha paciencia antes de que puedas cosechar todos los beneficios. 

Afortunadamente, es una actividad maravillosa y divertida. Sobre todo, es muy gratificante terminar tu propia muñeca. Todo lo que me queda por decir es: ¡buena suerte!

 

Si te gustó saber más sobre, entonces aquí en el sitio se aprende sobre crochetcorte y costuratricot y bordar.

Publicidade

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.